Poder!

3 Sep

Love and work… work and love, that’s all there is.
-Sigmund Freud-

El otro día nos juntamos con mis amigas “las fonos”. Un grupo muy divertido de fonoaudiólogas con quien a través de los años, hemos aprendido a conocernos y respetarnos con nuestras diferencias y singularidades.

La risa es un denominador común. Hablamos obviamente de hombres, pero también, de nuestras carreras.

Celina es una externa de las fonos, como yo, que no tenemos nada que ver con el mundo de la salud debido a nuestras elecciones. Estábamos cenando y Celina contó que le surgió una oportunidad para ser Gerente regional de una categoría de vinos. Tras el brindis de festejo, empezó el debate:

Celina: “Lo que me da miedo de encarar esta decisión, es que, es toda una elección de estilo de vida. Más allá del laburo en sí, de la plata, estoy cambiando mi trabajo actual de analista, tranquilo, sin grandes sobresaltos ni estrés, en el que salgo a las 6 de la tarde todos los días, por el laburo sin horas fijas, viajes incluídos, donde no voy a saber cuándo podré ir al gimnasio, cuando salir al cine, cuando salir con alguien. Me da un poco de miedo y siento que no sé si quiero eso, en realidad”

Yo: “ Bueno Ce, pero es lo que siempre decías que querías, no?”

Celina: “Sí, pero ahora que estoy ahí, a punto de hacer el paso, me da miedo ese cambio de vida. Me da miedo el no poder controlar mi vida. Yo quiero salir e ir al cine, ir al gimnasio, no sé, ir de shopping, dormir en mi cama y no en la de un hotel. “

A lo que Damiana trajo a colación un giro inesperado en la charla, aduciendo:

Y además, Celi, tené en cuenta que si hasta ahora te era difícil conseguir pareja, de ahora en más te va a ser más que difícil

Todas. “What?” “Porqué decís eso?” . Se armó la polémica.

Algunas sostenían que no cualquier hombre se banca una mujer con poder a nivel laboral. Y que,  tampoco era fácil armar una pareja con un hombre que se sintiera bien ganando menos. En el mundo de las fonos el techo era limitado y estaba bien, la elección pasaba por otro lado, lejos del mundo corporativo y sus leyes.

Celina retrucó “Hay mujeres muy poderosas que tienen pareja. Porqué debo resignar mis metas teniendo que contemplar una posible elección de pareja futura? A mí el poder siempre me sedujo, y también un hombre que lo tenga. Y el que me ame tiene que amar eso también no?”

Damiana agreNo te estoy haciendo un juicio de valor, lo que digo es real chicas, si hasta ahora te fue difícil, buscando, saliendo, teniendo tiempo para citas, mucho menos siendo más esclava de tu trabajo. Solo te lo digo para que lo tengas en cuenta y a colación de ese miedo que estás planteando. Chicas, el machismo existe, y la falta de tiempo también”.

Lo que sí estaba claro era la dualidad de Celina en todo esto.

Por un lado su ambición, y por otro, las ganas de tener un espacio privado, una pareja, una familia, o planes o vida social, lo que fuere, fuera del espacio laboral. El factor tiempo. Era claro en el debate que tenemos menos permisos que los hombres a ser fálicas (la palabra en sí adviene de lo masculino, que implica el Tener y su contrapuesto, lo femenino, como el no tener)

Flor, que defendía a Celina acotó “Chicas, yo creo que el amor se encuentra en cualquier lado. Quien te dice que encuentras más hombres de tu tipo en tu nuevo contexto en vez de en un boliche, en un gimnasio; acordate de Fer, conoció al hombre de su vida en un avión”

Adoro la visión romántica de Flor. A veces me recuerda a mí y mi parte de Charlotte York, enterrada. Pero, también recuerdo que, con el paso del tiempo, ese tipo de visión nos ha traído problemas. Recuerdo todo esto, y le contesto a Celi:

“La realidad Celi es que, conociéndote, más allá del miedo, del amor, de todo lo que “puede ser”, no te perdonarías jamás el no haberte atrevido. Estarías siempre preguntando “que hubiera sido si”. Y siempre podés volver atrás

Damiana agregó “Chicas, yo veo las casas de mis pacientes en donde la madre trabaja todo el día y está pendiente de su carrera, y la casa la maneja la chica. Yo no quiero eso el día que forme mi familia. Yo quiero ser presente en las decisiones.  Solo digo que lo tengas en cuenta”.

A veces no sé si Damiana es estructurada o muy muy realista. Pienso en las mujeres que conozco, que  han optado por una cosa o por la otra. Trabajan, sí, pero no tienen grandes metas de ascensos o carreras vertiginosas, y así, son felices, y las felicito. Pero que pasa con las que quieren ambos? Encuentro pocos casos donde la mujer pueda combinar ambos de una manera fácil. Siempre hay alguien que ocupa el lugar de la chica. Me da un poco de fastidio el tema. Siempre tan difícil. Yo realmente desconozco que haría en la misma situación. Optaría por una u otra? Trataría de ser superwoman y ser ambas? Y qué del factor económico que a veces no te deja opción?

Celi, tomó su copa, nos miró y mientras sostuvo firme la mano nos dijo: “Dami, chicas, tampoco soy la mujer que quiere estar todo el día en su casa. El futuro no lo podemos adivinar. Y cuando llegue hablamos. Brindis por la nueva Directora regional. Quiero poder!”

Y nos matamos de risa. Volvimos caminando por la calle gritando Poder! por la calle.

Quien dice que pueda encontrar en el camino Celina. Lo que si no va a poder decir que no apostó a sí misma.

Yo también brindo por el arriesgarse.

Y brindo por los hombres que no tienen miedo de estar al lado de una mujer exitosa y que la acompañan. Quien te dice.

Anuncios

25 comentarios to “Poder!”

  1. Lady 3 septiembre 2009 a 4:37 AM #

    Me sumo al brindis!

    Encontrar el equilibrio amor-trabajo-familia-amigos es complejo, pero no imposible. No creo que haya que convertirse en Wonder Woman para eso, pero si es necesario, tampoco hay que tenerle miedo a ser la Mujer Maravilla!

    No podemos hacer futurología, pero tampoco desaprovechar las oportunidades. Y si después no sale bien, o no nos gusta… cambiaremos de nuevo y seguiremos aprendiendo. Para eso estamos.

    Y coincido contigo, también soy un poco romántica (un poco a mi pesar) , creo que el hombre ideal se puede encontrar en cualquier lado, hasta en el menos esperado. Después de todo, la felicidad tiene la forma que nosotros le demos, no la que viene prefabricada en los cuentos de hadas.

    Besos

    • carlayork 4 septiembre 2009 a 3:26 AM #

      Somos unas romanticas incurables Lady…jaja gracias x tu comment!! me gusto lo de la felicidad en la forma en que nosortas querramos darle. besos!

  2. Dobel G. 3 septiembre 2009 a 1:48 PM #

    A veces, lo que nos asusta a los hombres al comenzar una relación, es la posibilidad de que ella pretenda que invirtamos todo nuestro tiempo en hacer cosas juntos.
    El hecho de saber de antemano que, por razones de fuerza mayor, ella no estará reclamándonos cada rato libre que tengamos y queramos usar para hacer cosas que no la involucren, puede ser un atractivo importante. Al menos al comienzo. Habrá que ver luego qué pasa si la relación prospera, pero eso se verá en aquel momento.

    • Mery 4 septiembre 2009 a 12:44 AM #

      Y después las neuróticas somos nosotras!!! JEJEJEJ

    • carlayork 4 septiembre 2009 a 3:28 AM #

      Si, y ose que les pasa eso, pero me pasa a mi y otras mujeres que a veces nos da miedo justamente lo mismo de una relación con un hombre, que nos absorba todo el tiempo. Te puedo asegurar por lo tanto, que hay muchas mujeres que no están dispuestas a “adosarse” a tu vida querido Dobel. Usaré tu comentario como marketing personal en mi búsqueda personal. besos!!

  3. cv253 3 septiembre 2009 a 5:21 PM #

    Mejor es bajarse que nunca subirse, de ultima si encuentra al amor de su vida y por eso tiene que dejer su puesto de directora general, lo hará o no lo hará. Pero si no toma el puesto por lo que puede venir es perder dos veces

    • carlayork 4 septiembre 2009 a 3:29 AM #

      Si Gonza, pero más allá de la teoría, los miedos no sparalizan a veces no? Sabemos la respuesta pero aun así no nos animamos… =) Gracias x tu comment como siempre

  4. My Magazine 3 septiembre 2009 a 6:17 PM #

    Que buen post, nena!!! a ver, a mí me resulta terriblemente complicado encontrar el equilibrio a todos estos items. Estoy en un proceso difícil, en crisis y la verdad es que espero encontrarlo rápido, x el bien de mi salud mental… jaja!

    Es sí! este tipo de procesos, si te ponés a pensar un minuto, te dejan enseñanzas muy buenas para seguir transitando por esta vida… que quién dijo que era fácil?

    Beso!!!

    • carlayork 4 septiembre 2009 a 3:30 AM #

      Cierto tipo de mujeres nos encontramos muy exigidas hoy día Sabri, lo que nos lleva a crisis, deterioros, ansiedades, llegamos al limite del día con millones de exigencias que nosotras mismas nos cargamos. Y no tengo familia! Oh My god…

  5. Mery 4 septiembre 2009 a 12:42 AM #

    Hola Carla! Muy buen post!
    Te doy mi visión: estoy totalmente de acuerdo con Celina, ella tiene que ir por ese puesto, ver cómo su vida se articula alrededor de él. No sirve temerle a los cambios (eso no los hace menos traumáticos ni estresantes) porque eso te detiene en cosas que no querés. Como un trabajo sin futuro, por ejemplo.
    Si ella dejara todo por un quizá, por una potencial pérdida, se quedaría siempre con el molestísimo: ¿y qué hubiera pasado si…? Y eso no lo merece nadie.
    Si ella rescinde todo por encontrar a un hombre, vivirá toda la vida resentida con él por eso. Con él, con sus hijos, con esa imagen de si misma que no supo ni pudo construir. Llegará a la vejez con familia pero frustrada y deprimida. Eso no se lo merece nadie.
    Que los hombres tienen cierto complejo de inferioridad con las mujeres profesionales, SEGURO. La mayoría de nosotras somos buen ejemplo de ello. El posible horizonte de sueldo más alto, la posesión de un título universitario antes que ellos, miles de factores confluyen para que ellos nos rechacen. Pero con eso, ¿qué podemos hacer nosotras?
    ¿Volveríamos atrás y dejaríamos de estudiar para ser más adecuadas a lo que desean (o no temen) ellos?
    Justamente es eso que somos lo que nos hizo tener una vida diferente, con aspiraciones diferentes. No podemos traicionarnos a nosotras mismas por temor a quedarnos solas. Porque no hay nada peor que estar llena de gente que nos quiere por lo que no somos.
    Un hombre que no nos quiere por miedo a ser menos, no merece estar a nuestro lado. Ya con ese pensamiento ES MENOS.
    Por eso siempre hacia adelante. No podemos vivir con la angustia de esperar a un hombre. De querer formar una familia a toda costa. ¿Y si no se puede? ¿Y si quizás en realidad no lo deseamos?
    No sé, a veces siento que las mujeres venimos tan programadas para desear una sola cosa que me abruma…
    Perdón el post largo pero es un intenso debate interno que llevo hace años, y que calculo me durará hasta la muerte jejeje
    Reitero: excelente post. Quiero saber qué opinan los demás!!!
    Besotes!!!!

    • carlayork 4 septiembre 2009 a 3:33 AM #

      Mery que buen comment y tan claro como siempre. Coincido 100 %. He estado en pareja con hombres que me han acompañado en mis logros, pero la verdad no son la mayoría. Mejor un curso de pintura sobre madera? celina sabe que tiene que hacer, por suerte. La conversación que tuvo con nosotras le despejó las dudas. Que bueno que te gustó el post, no estaba muy conforme con el…me levantas el ánimo!! jeje besoss

      • Mery 5 septiembre 2009 a 1:51 AM #

        Es genial como siempre Carla!!! Sabés que me encanta leerte, y que coincidimos siempre en las cosas!! Me gusta cómo pensás!
        Beso

        PD: y si, escasean, DEMASIADO jejeje. Así como escasean los hombres interesantes. Los cuento con los dedos de una sola mano… y me sobran dedos!

  6. Menage 4 septiembre 2009 a 3:13 AM #

    Carlu, avisa que actualizas! sino me pierdo!
    saludos
    Menage

  7. Superchic 5 septiembre 2009 a 4:42 PM #

    Yo que Celina agarro viaje. Uno nunca sabe que va a pasar después y la vida da muchas vueltas. Cuando sea el tiempo de tener una familia la tendrá.
    Si no le gusta podrá cambiar, otra vez.
    La diferencia entre hombres y mujeres con respecto al tema de si ellos pueden “tenerlo todo” y nosotras no es legendaria. En mi caso, no planeo tener hijos y con eso zafo a full de un montón de cosas. Pero siempre vale la pena tener alguien que te entienda y te apoye en tus decisiones.
    En fin, como dice la frase, mejor arrepentirse de algo que hiciste que de algo que no hiciste… ( creo que era así)

    Yo también brindo por el arriesgarse.

    • carlayork 7 septiembre 2009 a 11:42 PM #

      Totalmente Superchic. Creo que la vida moderna tanto para hombres y mujeres nos ha brindado tanto poder de elección que en el afán de “I want it all” nos damos cuenta de la falta de ejercicio en elegir un camino y dejar otros. Pero como decís, prefiero esto de “mejor arrepentirse de algo que hiciste…” besos!

  8. willowcita 7 septiembre 2009 a 9:54 PM #

    nadie tiene garantizado nada.
    hombres podes conocer en cualquier lado.
    relacionados o no con el trabajo.
    quizás x alguna movida laboral lo encuentre.

  9. carlayork 7 septiembre 2009 a 11:43 PM #

    Nunca sabemos las vueltas de la vida. Viene lineal, lineal y de repente una curva vertiginosa que te descompagina. Una y otra vez. besos

  10. pau 8 septiembre 2009 a 12:10 PM #

    “Q bueno q es poder vivir, equivocarse, aprender….. pero si no te permitis tomar esos riesgos nunca pasa nada, siempre estas en el mismo lugar. ”
    Esas son las palabras de mi abuela q , siendo muy joven, se subió a un barco con sus dos hijitos y cruzo el Oceano para venir a nuestro pais.
    Bien te leí Carla q nunca se sabe las vueltas q va a dar la vida.
    Me encanto tu post!!
    Besos

  11. Veronica 9 septiembre 2009 a 4:07 PM #

    Hola Carla! primera vez en tu blog y seguramente no será la ultima! taaaaan real lo que contás y tan complicado al mismo tiempo….
    Sigo leyendo!
    Bye!

  12. mobtomas 6 octubre 2009 a 12:46 PM #

    ¡Uh! Bueno el brindis. Me dejó pensando u relato en el dicho de que “no se puede tener todo en la vida” (igual en el de “para hacer un Hamlet hay que romper unos huevos”… ¿o era omelette?, o como dicen en mi rancho: “no se puede chiflar y comer pinole al mismo tiempo”). Aunque… ¿dónde quedaríamos si no ambicionamos todo? Por naturaleza la humanidad (bueno aquí habría un debate si los más humanos son los más bestias o los más humanos son los más evolucionados en la razón)… siempre quiere todo, por eso los avances y los atrasos. Hay hombres para todo tipo de mujeres, aunque la media sí espera ser quien tiene más altura que su pareja (figurativa y estrictamente hablando). Pero también los hay evolucionados… creo. Saludos y como siempre, encantado de leer tu espacio (como vez ahora voy leyendo tus escritos pasados), que sienore me deja pensando.

  13. Regina Rauda 31 diciembre 2009 a 8:26 AM #

    ¿Encontró a su hombre poderoso en el camino del poder? Seguro que sí….

    Me gusta este post porque planteas serios dilemas de la mujer de hoy en día…la mayoria somos dualistas y tenemos que conformarnos con satisfacer una sola parte por…quizá el presente machismo…pero es que…ya se sabe, no es lo mismo una madre que un padre, en las rutinas diarias de la pareja se ve, un padre puede ir a ver un partido de fútbol mientras su mujer está hospitalizada al haber dado a luz a su hijo, una madre seria incapaz de eso si fuera el padre el que diera a luz.

    Queramos o no, las diferencias de género existen, lo que tenemos que buscar es el complemento y que nos igualen los sueldos! 😀

Trackbacks/Pingbacks

  1. Trackback - 12 septiembre 2009

    Comentario…

    [..]Articulo Indexado Correctamente[..]…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: