La libido de Lara

17 Nov

Lara llegó a las 8:15 sabiendo que la fichada pasada en varios minutos del horario estipulado podía ser causal de una llamada de atención de la gerencia de Recursos Humanos. El mismo murmullo de siempre de sus compañeros seguiría a continuación, con las criticas a sus llegadas tarde, mientras que ellos nunca reparaban en sus más de dos horas de tomar mate, charlas banales sobre la fiesta de fin de año, quién había sido la última que se había hecho las tetas en la empresa, o simplemente el último programa de Tinelli.

Las uñas comidas, sin una gota de maquillaje, el pelo enmarañado y ropa negra “así nunca fallas pero a la vez no tenés que pensar”, le agregaba Lara al look diario un pañuelo de color para disimular el tedio y el embole de tono oscuro; y así poder encarar una vez más la jornada laboral.

Su única confidente era Marga, otra solterona de treinta y largos como ella, de ropas oscuras y pañuelos de color, con quien habían sido las desventuras amorosas más que los puntos en común las que las habían acercado a lo largo de los años en una fecunda amistad. Se reían de la chatura alrededor, de los temas de conversación, sintiéndose ambas una isla en esa oficina, situada en los confines del conurbano, esperando que un día suceda algo que las saque de ese lugar, jugando sus partes neuróticas bajo la forma del cuento de la princesa atrapada en la torre.

“Lara tenés que crearte tu universo paralelo. Sobrevivir acá se trata de eso. Unas se encargan de hablar por teléfono con el amante, otras se encargan de hablar con sus hijos y ser madres vía teléfono, yo me la paso en twitter boludeando; armá tu universo propio y la vas a pasar mejor!”

“Lo sé! Pero no puedo….Entiendo que este laburo les es funcional a sus vidas; si yo no tuviera más ambiciones laborales y tuviera 3 hijos, probablemente este laburo sería perfecto: estoy esclavizada, necesito la guita y no puedo irme.”

Esa tarde Lara tuvo su sesión semanal de terapia. Retomaron los mismos puntos problemáticos de siempre: la falta de pareja, el trabajo tedioso, sus ganas de independizarse de la casa familiar. En qué fallaba, qué tenía Juan, que Pablo no le puedo dar, y porqué se enganchó con Daniel, todos fracasos amorosos. Juan, Pablo y Daniel bien podrían haber colaborado económicamente con la tarifa mensual del terapeuta, por todos los daños. Cuándo habrá derecho a reclamar por daños y perjuicios a los ex novios? Pensaba Lara.

“En el fondo Lara, el punto no es qué pasó con quien. El tema es cómo fueron todos funcionales a tu estilo de vida”- dijo su terapeuta, Carlos.

“Cómo? Yo me enamoré! Y sufrí de verdad!”- se indignó Lara

“Si, pero también te dieron una razón para sostener un lugar; te pusiste linda, te arreglabas, tenías un motivo para ir a trabajar todos los días durante 6 años a TEDIO S.A.”

Lara se lo quedó mirando.

“Si, Lara, todos, absolutamente todos fueron compañeros de trabajo, hombres muy chatos, tipos que no son para vos, que no te enamorarían de no ser porque te permiten distraerte; con ellos armaste un mundo fantástico dentro de la oficina, y tuviste la motivación suficiente para poder cobrar a fin de mes; sin ellos, hace mucho que te hubieras ido.

“Recién ahora que no tenés un distractor amoroso te das cuenta del embole, y al fin y al cabo no sos tan diferente a tus compañeras. Tendrás que hacer tu salida exogámica, y buscar de quien enamorarte por razones más poderosas que las capitalistas. Lara, no te sientas mal, se llama ser parte de la cultura laboral

” Lo que digo, Lara, es que también en vos este laburo fue funcional, no fueron hijos ni familias grandes las que te ataron al sueldo de cada mes; sino hombres descoloridos que recibieron tus ansias famélicas de depositar la libido en algo”

Porque no hay peor peligro que tener la libido desocupada, flotando, porque se te pega a cualquier objeto, sin discriminación alguna.

Lara volvió al día siguiente, y cuando a las 8.16 se sentó en su escritorio de siempre, no se vió sola frente a la pc, sino acompañada de los fantasmas de Daniel, Pablo y Juan. . .

Anuncios

23 comentarios to “La libido de Lara”

  1. SD 17 noviembre 2010 a 4:20 PM #

    Woowowwowo, si es un corto de cine……. es una historia redonda y perfect. Bueno, igual no soy objetivo pero me parece fantastica tu visiòn y tu construcción.
    Segui asi MFL….

  2. @nachitous 17 noviembre 2010 a 4:20 PM #

    Se extrañaban post como este Carlys 😉

  3. PaulaAR 18 noviembre 2010 a 11:16 AM #

    Ay querida, el que logre fabricar un “despegador de libidos de lugares erróneos” se llena de guita.

    Pará, no se llamaba terapia eso?

    • carlayork 18 noviembre 2010 a 12:42 PM #

      jajajjaja pero para algunos, la terapia es puro chamuyo….igual con varios años a cuestas, no sabes lo que me cuesta la ventosa de la libidinosa esa….

  4. Iván Dawidowski 18 noviembre 2010 a 11:26 AM #

    Espero que ningún abogado esté leyendo esto. 😉

  5. Iván Dawidowski 18 noviembre 2010 a 11:27 AM #

    Ufa, me salió mal el comment anterior. Va de nuevo:

    “Cuándo habrá derecho a reclamar por daños y perjuicios a los ex novios? Pensaba Lara.”
    Espero que ningún abogado esté leyendo esto. 😉

    • carlayork 18 noviembre 2010 a 12:43 PM #

      Vos decís que encontramos un nuevo nicho legal vacío?? OMG!!!

      • Iván Dawidowski 18 noviembre 2010 a 2:33 PM #

        No creo que sea un nicho legal vacío… ¡jurisprudencia es lo que sobra!

  6. Itatí Carrique 18 noviembre 2010 a 12:02 PM #

    A diferencia de Iván (groso igual) yo no me quedo con la frase de echarle la culpa a los otros (ojo, aunque es muuuy buena y a veces dan ganas de iniciar juicio a unos cuantos nabos).
    Yo me quedo con esta: “Porque no hay peor peligro que tener la líbido desocupada, flotando, porque se te pega a cualquier objeto, sin discriminación alguna”.
    La líbido desocupada es un GRAN problema, sobre todo si recae en personas u objetos que no merecen convertirse en el centro de tu vida.
    Excelente, Carl!

    • carlayork 18 noviembre 2010 a 12:44 PM #

      Gracias Ita!!! La libido siempre está….el tema es en qué se engancha…y siempre se va a pegar a objetos patológicos porque es nuestra natura…el punto es no enquistar la libido permanentemente en objetos destructivos. Un placer tenerte de lectora asidua! =)

  7. Sergio Ivan 18 noviembre 2010 a 12:14 PM #

    Si que es muy esperado tu viernes, y como lo cuentas se te hizo muy larga la semana, en cambio a mi demasiada rapida.
    Pero tranquila que es mejor disfrutar cada momento y el dia que sea, si es bueno o malo mientras estes bien, asi que disfruta este Jueves el que todos esperan para la llegda del tan ansioso Viernes.

    • carlayork 18 noviembre 2010 a 12:51 PM #

      Gracias Sergio por tu comment! No es mi caso por suerte el de Lara, pero creo que todos conocemos alguna no? 😉

  8. Marcelo 18 noviembre 2010 a 5:58 PM #

    Uhhhhh que buen post…..Me quedé pensando en donde está exactamente…

    Cariños

    PIPO

  9. monica 19 noviembre 2010 a 3:02 PM #

    Que buen blog,me interesa ,es verdad las mujeres tenemos el pensamiento fragmentado ,vemos y sentimos nuestro cuerpo fragmentado , somos una cadera ,una cintura…… y asi mas y mas,y a algunas se les pasa la vida ,viven amargadas por estar fijadas en partes ,cuanta energia desaprovechada, y otras ,por suerte pueden reencontrarse y aceptarse y quererse tal cual como son .Porque tanta presion? a quien le debemos mostrar que? ,quien nos tiene que aceptar? cual es el mandato que debemos cum plir ,basta !

    • carlayork 20 noviembre 2010 a 5:35 PM #

      Que a nosotras no se nos pase la vida! Bienvenida!

  10. PaulaAR 20 noviembre 2010 a 2:29 PM #

    Me hiciste ir a releer “Duelo y melancolía” e “Introducción del narcisismo”. Y funcionalidad del síntoma lo dejamos para otro día, tengo que seguir traduciendo cosas.

    XD

    • carlayork 20 noviembre 2010 a 5:36 PM #

      Jaajjajaja a mi me gusta reencontrarme con la teoría….yo hace años que estoy e no tra cosa pero la superficialidad me aburre y necesito volver a las fuentes…

  11. M_D_R_A_F 23 noviembre 2010 a 11:05 AM #

    uhhh, será ralmente así ? muchas veces “enamorarnos” es una excusa para soportar otras cosas…OJALÁ que no…

  12. Marcelo 23 noviembre 2010 a 12:18 PM #

    Por favor Carla siempre es un gusto.-
    Pasa que no recuerdo donde dejé mi libido compulsiva… 😦

    Cariños

    PIPO

  13. MissJizzle 24 noviembre 2010 a 2:46 PM #

    Y yo que hago? Mezclo este post con el último y me pego un tiro? Yo me entiendo o capaz vos también me entiendas.
    Genial, simple as that.
    El peligro de tener la líbido desocupada, tengo una tarea. Ocuparla en algo, me está trayendo algunos problemitas, el tema es cómo decis vos, a qué se pega?
    Es un placer leerte Carla! ENORME! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: