Archivo | atajos RSS feed for this section

Conduciendo a Miss York

29 Dic
Freud dice que el juego del niño es simbólico porque, apuntalado en un fragmento de la realidad, le presta un significado particular y un sentido secreto. De este modo, se encuentra al servicio de la realidad de su deseo. El niño que juega crea un mundo propio donde inserta las cosas en
un orden de su agrado, un mundo amable.
El niño acude espontáneamente a este recurso porque mundo de la realidad no es precisamente de su agrado.
La realidad pretende imponerle algunas restricciones. Es por ello que Freud nos dice que lo opuesto del juego no es la seriedad sino la realidad. Todos necesitamos jugar frente a la seriedad de la realidad.
A partir de estas consideraciones, Freud concluye que el juego constituye una reproducción lúdica completa de la desaparición y reaparición de la madre. El juego, tenía un sentido oculto, reproduciendo con él, simbólica y
placenteramente, el retorno del objeto ausente.
Pero para esto el niño deberá realizar un tránsito de la pasividad a la actividad: mediante la actividad consigue dominar psíquicamente la impresión displacentera que antes no pudo por su pasivo sometimiento a ella.

Eel niño realiza un serio intento de elaboración del abandono al que se fue compelido, de ese objeto que se fue, sin que el pudiera hacer nada.

—————————————————————————————

Nació Carla York en el 2009. Al principio, tímida, bautizada por mi amiga de la adolescencia Vera Smith, luego de tristes y resignadas charlas de madrugada, en su blog. Comentando en ese espacio que ella abrió, haciendo catarsis, al principio tímidamente, como una es al principio (solo al principio).

Luego, con más fuerza, enérgica, como es una solo después. (siempre después)

Luego abriendo este espacio, escéptica, desconfiada, buscando temáticas, dejando ser, primero por vagancia personal muy esporádicamente;  luego descubriendo nuevos amigos virtuales, conversaciones maravillosas, replanteando la temática del blog, haciéndolo más personal.  Interactuando vía twitter, sorprendiendome (yo una analógica rebelde frente a la digitalización parental) de los resultados, de la diversión, hasta de nuevas amistades.

Carla York poco a poco empezó a separarse de Carla. Carla era yo, luego, se transformó en un espejo.  Luego, empezó a ser un tercero, a veces hasta me parecía una extraña.

Alguien donde se deposita un poco un personaje, un poco de mi, un poco de proyecciones negativas, un poco de idealizaciones positivas. Un reservorio donde depositar, proyectar, introyectar, tomar prestado.

Carla York me ayudó a verme, reconocerme, a conocerme más. A veces sorprendida luego de escribir sin parar ni respirar y luego, releyendo lo escrito, riéndome de las cosas que decía sin querer. Como un diván psicoanalítico, donde una dice sin saber lo que dice.

A veces maravillada por el feedback de mis lectores, de mis nuevos amigos, en su proyección de mi misma. Reconocida en el otro, valorándome mucho más de lo que yo lo hacía.

Miss York me acompañó hasta en mis sesiones de diván. A veces se metía en mis salidas con Pablo, quien la ahuyentaba por engreída. A veces sorprendiendo y conociendo nuevos amigos como Ramiro,  como Vivi, a veces perdiendo otros amigos.

Empezamos a hablar con Vera  de Vera y Carla como terceros. Lejos de esquizofrenias alienantes, le dije a Vera un día:

“Te das cuenta que todo  lo malo de Vera y Carla, ya pertenecen a un tercero, y no a nosotras? Al principio éramos nosotras Vera y Carla, ahora tomaron fuerza propia. Que no nos mate el personaje!”_ reímos

“Si, me dice, a veces twitteo con Carla York, pero necesito más de vos y menos de Carla”_ me escribió otro dia-.

A veces nos vestimos para salir al teatro como ellas0 (que obviamente se visten diferente), a veces fumamos y cenamos con nuestros amigos que las desconocen como las Vera y Carla de antaño.

Hasta hay quienes pensaron (o piensan) que somos la misma. Hasta se dijo que nos ocultábamos por fines comerciales u ocultando algo estrambótico, algún misterio oculto.

Solo nosotras conocemos las razones del nacimiento de ambas.  Y nuestros amigos 1.0. No me voy a olvidar de lo que me reí el otro día, cuando manejando, nuestro amigo Aaron (sentado atrás, que nos conoce de hace años), de la nada nos dijo: Estoy con Vera y Carla. Qué placer.

Así las muchachas Vera y Carla fueron dejando de ser desgraciadas, porque hasta la miseria se va un día.

Y damos paso a contar, a resignificar, historias nuestras, dandole un nuevo giro, riendonos, reelaborando historias dolorosas, dejando de ser víctimas pasivas sino protagonistas y heroínas valientes, activas. Reconociendo a los villanos y a los amigos en esos relatos. Ubicando lugares, dandole a cada uno lo que merece.

Como en el juego del niño, que  ante la experiencia no gratificante e incluso traumática vivida pasivamente, la reelabora haciéndola activa, jugando con ella, así volvimos a jugar a los 30. Riendonos de los Duilios, de los Marianos, de los Juanes,  del Mar Egeo, de los pájaros.

Porque solo al poner en palabras la historia se escribe. El silencio condena, tapa, obtura. La palabra, y cuanto más la palabra escrita, se hace carne viva.

Esperando algún dia que dejemos en el maletín del titiretero a los personajes y sus pieles entumecidas, envejecidas, para solo quedarnos con el recuerdo Smith y York para siempre.

Gracias Vera por haberme dado tu amistad, y a la otra Vera también.

Y pleaseeee, que Sofi vuelva de la costa azul…

before sunset (b)

24 Dic

Les dejo hoy esta otra selección de la película (a partir del minuto 6:00). Espero que la disfruten y felicidades para todos, Car.

——-

el
Sabes que creo que escribir ese libro de alguna manera fue para no olvidarme los detalles de los momentos que pasamos juntos. Una especie de recordatorio de “una vez realmente quise decir esto, esto fue real, esto pasó”
ella
Me hace feliz  que digas eso, porque siempre me he sentido una especie de freak, rara, porque nunca he podido seguir adelante así de rápido (chasquido de dedos). La gente tiene romances, relaciones enteras, y luego cortan y se olvidan, y siguen adelante como si cambiaran de marca de cereales. Yo siento que nunca pude realmente superar a nadie con quien haya estado. Porque cada persona tiene distintas cualidades, particulares, y nunca se puede reemplazar a nadie; lo que está perdido, está perdido. Cada relación tiene una serie de eventos, que hace que nunca me haya recuperado completamente. Por eso tengo mucho cuidado en involucrarme en una relación, porque duele demasiado. Aún acostarse de vez en cuando, cosa que no suelo hacer. Extrañaría las cosas más nimias de una persona. Llamame loca, pero cuando era niña e iba al colegio, siempre llegaba tarde. Mi mamá me contó que una vez me siguió para ver la razón por la que eso pasaba. Simplemente me detenía para ver las hojas de los árboles, cosas al costado de la vereda…pequeñas cosas. Creo que es lo mismo con las personas; me detengo en pequeños detalles que extraño y que siempre extrañaré. Nunca puedes reemplazar a nadie porque cada uno está hecho de tan pequeños hermosos detalles que lo hace único.Como esa parte rojiza de tu barba, y cómo el sol le cae y la hace brillar, como lo hacía esa mañana en que te fuiste…siempre recordé eso, y lo extrañaba. Estoy realmente muy loca no?
el
No, y te lo digo así. Sabes porqué escribí ese estúpido libro? Para que vos lo leyeras en París, y yo tuviera que presentarlo, y así vinieras a verme. En serio, lo escribí para llegar a vos de alguna manera
ella
ok, sé que eso no es verdad, pero igualmente es dulce de tu parte que me lo dijeras
el
Es verdad, fijate; cuales eran las chances de volvernos a ver?
ella
Hasta diciembre hubiera dicho que cero…pero cómo no? esa mujer vieja, fantaseando sobre nosotros en su lecho de muerte, por supuesto que nos ibamos a ver!
el
Ay Dios, porqué no estuviste en Viena?
ella
ya te expliqué porqué
el
Ya lo sé, ya lo se…solo que pienso para mí, desearía que hubieras ido; el presente sería tan distinto.
ella
Crees en eso? Y creo en esto: cada vez que haya dos moléculas de hidrógeno y una de oxígeno, siempre obtienes agua.
el
Yo realmente  creo que el presente sería distinto
ella
Quizás no; quizás nos hubiéramos odiado.
el
Y cómo? cómo nos odiamos ahora, igual?
ella
Quizás solo somos buenos para encuentros esporádicos, dialogando mientras caminamos por bellas ciudades europeas
el sigue
Porqué no intercambiamos números de teléfonos aquella vez?
ella
Porqué eramos jóvenes y estúpidos??
el
Crees que aún lo somos?
ella
Creo que cuando uno es joven piensa que el futuro está lleno de personas con las que no va a conectar; que las posibilidades son múltiples. Y que luego se da cuenta que no era así; que solo pasa pocas veces en toda una vida.

before sunset

21 Dic

Hoy vimos esta película, ya tiene sus años “Before sunset”

La película gira en torno a los diálogos entre sus protagonistas, que se reencuentran tras 9 años. Tuvieron un romance allá a lo lejos y lo que pareciera ser un recuerdo simple de dos personas, termina en un descubrimiento; que nunca se olvdaron el uno del otro. La importancia de las personas, y su efecto y peso en la vida, más allá, del efecto de tiempo y de otras personas que han encontrado en su camino. El amor romántico, ideal, de una noche frente a la realidad.

Les dejo uno de los diálogos entre ellos, el más sincero en toda la película, donde dejan de lado sus máscaras y se confiesan. Añadí el vídeo al final.

_______

ella

“Yo estaba bien hasta que leí tu maldito libro. Me recordó cuan ingenuamente romántica yo era, cuánto yo tenía de esperanza en las cosas…ahora es como que, ya no creo en nada que tenga que ver con el amor; Ya no siento esos sentimientos por la gente. De alguna manera, puse todo mi romanticismo en esa única noche, y no volví a sentir lo mismo nunca más! Como si esa noche se hubiera llevado cosas de dentro mío, te las expresé a vos, y vos te las llevaste para siempre; y eso me hace sentir fría, como si el amor no fuera para mí”

el

“Yo no creo eso, no creo eso…”

ella

“Sabes que? El amor y la realidad son contradictorios para mí. Es gracioso, cada uno de mis ex, están casados. Los hombres salen conmigo, nos peleamos, y luego se casan. Y luego me llaman para decirme gracias por mostrarles lo que es el amor! Que les enseñé a amar y respetar a las mujeres…”

el

“No, no y no”

ella

“Los quiero asesinar!! Porqué no me lo propusieron a mi primero??? Les hubiera dicho que no, pero al menos  habrían preguntado! Pero es mi culpa, lo se, es mi culpa. Porque nunca sentí que era el hombre correcto! Pero qué significa el hombre correcto, el amor de tu vida? El concepto es absurdo! La idea de que solo podemos ser completos con una sola persona es malvada!!! No?”

el

“Puedo hablar?”

ella

“Creo que me rompieron el corazón demasiadas veces…y luego me he recuperado. Así que ahora, no hago ningún esfuerzo desde el comienzo, porque igualmente no va a funcionar, se que no va a funcionar!”

el

“No podés hacer eso, no podés vivir tu vida evitando el dolor”

ella

“Me tengo que ir de acá. Pare el auto! Pare el auto!!!”

(lucha, finalmente se queda)

el

“Mira, yo estoy tan feliz de estar ahora contigo, tan feliz de que no te hayas olvidado de mi, ok?”

ella

“No, no lo hice, y me fastidia mucho… Vienes aquí a Paris, todo romántico…y casado. Ok? Screw you! “

el

“Dices todo eso y ni siquiera te acuerdas del sexo entre nosotros”

ella

“Por supuesto que me acuerdo…las mujeres mentimos a veces sobre eso, qué se supone que te diga? Hola, me acuerdo de todo, de las velas, del vino, y fueron 2 veces, dos!”

el

“Mira, yo estoy feliz de verte, aún si te convertiste en una maníaco depresiva y enojada activista. Aún disfruto estar cerca tuyo!

ella

“Yo también siento lo mismo, lo siento, no sé que me pasó… tenía que sacarlo de adentro. Soy tan miserable en mi vida amorosas y mis relaciones que siempre actúo indiferente, pero estoy muriendo por dentro…No siento dolor, excitación, no siento nada…ni siquiera amargura”

el

“Crees que sos la única muriendo por dentro? Mi vida, es 24 x 7 pésima. O sea, la única felicidad que tengo es cuando salgo con mi hijo a dar un paseo. He hecho de todo, terapia de pareja, counselling, libros de autoayuda, lencería, velas, pero no…ok? No la amo de la manera en que ella merece ser amada, ni siquiera veo un futuro para nosotros, pero luego veo a mi hijo, sentado en la mesa frente a mi, y pienso que sufriría cualquier tortura, cualquier dolor, para no perderme un minuto con él en esta vida. Pero también no hay alegría, felicidad, y no quiero que aprenda eso…”

“Ay Dios mío….”

“No quiero ser de esos tipos que se divorcian a los 52, ya pasados, amargados, y ver que nunca amaron realmente a su mujer, y ven como su vida fue chupada como por una aspiradora….yo quiero una gran vida, y quiero que ella también la tenga, se la merece, pero por ahora estamos pretendiendo, entre responsabilidades, y mandatos e ideas que tiene la gente de cómo se supone vivir…. Y además tengo estos sueños, sueños en una estación, y donde vos pasás, y te vas, y pasás, y te vas; y me despierto transpirado, y luego tengo este otro sueño, donde estas embarazada, en la cama, a mi lado, y estás desnuda, y quiero tocarte con tantas ansias, pero vos me decís que no, y miras para otro lado….y te toco igual, y tu piel es tan suave, y me despierto, y mi mujer está allí, mirándome, y yo estoy a miles de kilómetros de ella y sé que hay algo malo en mi, tiene que haber algo mas, algo más que la obligación. Y luego pienso, que no me voy a rendir, que debo poner al lado mis ideas románticas del amor, y que debería olvidarme de ese día, ese día que no viniste”

ella

“Porque me decís todo esto?”

el

“Lo siento, no debería haberlo hecho…”

ella

“La gente piensa que uno sufre tanto, o sea, cuando leí tu articulo pensé que tu vida era perfecta, un hijo, un libro, un matrimonio…Tu vida personal es mas desastrosa que la mía!…Lo siento…” (risas)

“te reís de mi vida?”

“Si, me hiciste sentir mejor”

Risas.

marcar la diferencia

12 Sep

Vanesa trabajaba de analista en una multinacional de automotrices.

Reducción de personal, despidos, fuga de talentos.

Así Vanesa empezó a notar las reacciones del entorno en sus compañeros de trabajo y en el clima laboral, enrarecido.

La queja, el reclamo, abundaba.

La inacción.

La falta de motivación.

La poca estrategia del management en tiempos adversos de crisis, sumía el ambiente en un contexto de inacción, de “estarse quieto y no levantar la perdiz” para que a uno lo noten.

El radiopasillo se inundaba de listas de quienes serían los próximos a dejar la compañía involuntariamente a fin de mes.

Pero sobre todo, la caída de ventas y la falta de reacción y estrategia.

La desmoralización general.

Vane se armó de agallas. O se unía a la manada y como toda masa, trataba de pasar al anonimato más anónimo para conservar su puesto, o se refugiaba en la queja.

Pero no. Decidió analizar las condiciones favorables de tal contexto. Lo pensó todo el fin de semana.

Se presentó al dueño de la empresa, con quien había cruzado dos o tres palabras y le presentó, con sumo respeto y algo de miedo, un escrito. Volcó en 5 carillas de Word, lo que había aprendido de reacción en tiempos de crisis, todo muy académico, aparentemente poco aplicable en empresa de managers argentinos.

La respuesta se hizo esperar.

Al séptimo día, simbólicamente la llamaron.

Y mientras su jefe, se mordía los labios, se anunció la creación de un comité de crisis. La gestión estaría a cargo de Vanesa, conjuntamente con una firme promesa de aumento de sueldo ante los primeros resultados comprobables.

Volvió a la oficina, espléndida, a recoger sus elementos de trabajo para mudarse a la nueva oficina, mientras la felicitaban, algunos con sinceridad, los menos, mientras otros pensaban que favor sexual habría hecho para lograr un ascenso. “Por algo será”_ murmuraban.

Y me acordé de un cuento que un buen amigo mío me envió estos días ante una situación similar que estoy enfrentando. Espero les guste. Un cuento.

Gracias P.

….

Una hija se quejaba a su padre acerca de su vida y como las cosas le resultaban tan dificiles.

No sabía cómo hacer para seguir adelante, y creía que se daría por vencida.

Estaba cansada de luchar.

Parecía que cuando  solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su trabajo.

Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre fuego fuerte.

Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo.

En una colocó zanahorias, en otra huevos y en la última colocó granos de café.

Las dejó hervir sin decir palabra.

La hija esperó impaciente, preguntándose que estaría haciendo su padre.

A los veinte minutos el padre apagó el fuego.

Sacó las zanahorias, y las colocó en un recipiente.

Sacó los huevos y los colocó en un plato.

Coló el café y lo puso en una taza.

Mirando a su hija le dijo

Querida, Qué ves?

Zanahorias, huevos y café, fue su respuesta.

La hizo acercarse y tocar las zanahorias.

Ella lo hizo y notó que estaban blandas.

Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera.

Al sacarle la cáscara, observó que el huevo estaba duro.

Luego, le pidió que probara el café.

Ella sonrió, mientras disfrutaba de su rico aroma.

Humildemente la hija pregunto, Qué es esto padre?

El explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad. AGUA HIRVIENDO, pero habían reaccionado de manera diferente.

La zanahoria llegó al agua fuerte y dura.

Pero después de pasar por el agua se había vuelto débil, fácil de deshacer.

El huevo, había llegado al agua, frágil. Su cáscara fina protegía su interior líquido.

Pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido.

Los granos de café, sin embargo, eran los únicos que después de estar en agua hirviendo, habían cambiado el agua.

Cuál eres tú?, Le preguntó a su hija. Cuando adversidad llama a tu puerta, Cómo respondés? Eres una zanahoria, un huevo o un café?

Una zanahoria, que parece fuerte, pero que cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza?

Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable?

Posees un espíritu fluido, pero que después de una pérdida, una separación, un divorcio o un despido te has vuelto duro y rígido?

Por fuera te vez igual, pero eres amargo y aspero, con tu espíritu y un corazón endurecido?

O eres un grano de café?

El café? Cambia el agua hirviente, el elemento que le causa dolor.

Cuando el agua llega al punto de ebullición, el café alcanza su mejor sabor.

Si eres como el grano de café,

cuando las cosas se ponen peor,

tú reaccionas mejor y haces que

las cosas a tu alrrededor mejoren.

Cómo manejas la adversidad?

Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café?

A elegir, pues.-

buen precio

7 Ago
“Conventionality is not morality” –Charlotte Bronte
Compró ese día la morocha de 1.75 y curvas sinuosas llamada Serena, el mejor par de medias y portaligas que encontró en el Patio Bullrich.
Había llegado ese momento tan esperado, anhelado, soñado. Tanto pasar, tanto esfuerzo al fin rendían sus frutos.
Por fin llegaba el lugar que le correspondía en la vida laboral. Y en la vida, porqué no.
Con ese sueño a punto de alcanzar, imaginó las nuevas puertas que se abrían, la gente con la que se codearía de ahora en más, los cocktails e invitaciones a fiestas de sociedad a las que ahora estaría invitada.
Placeres, lujos, champagne, viajes.
No había sido una decisión fácil de tomar pero el hecho de hacerlo de esta manera no significaba que no lo mereciera. Las formas son puras formas, el objetivo es lo que no hay que perder de vista.
Recordó a su madre, que la había criado sola, amasando pan en la confitería del barrio: “cuando quieras algo que nada te detenga”.
In fact, se lo merecía hacía rato y no había podido encontrar la puerta del éxito.
Le había llegado la oportunidad justa en el momento y la madurez indicada para aceptarla, sin prejuicios, sin remordimientos.
Ingresó en la torre Catalinas, piso 20.
Tocó la puerta y esperó. Los nervios le hacían temblar los labios como una jovencita inexperimentada.
“Calmáte” – se reprimió.
La voz gruesa masculina la llamó.
Serena entró.
No, no había una junta para nombrarla en ningún cargo directivo.
Había un amplísimo sofá y las medias de Serena que caían ante la lasciva y aprobatoria mirada del Ceo.
“El puesto es tuyo” – le dijo.
Serena sonrió. Orgullosa.
Una noche de sacrificio para una vida de satisfacciones. Buen precio.
“Conventionality is not morality” –Charlotte Bronte

Compró ese día la morocha de 1.75 y curvas sinuosas llamada Serena, el mejor par de medias y portaligas que encontró en el Patio Bullrich.
Había llegado ese momento tan esperado, anhelado, soñado. Tanto pasar hambre, tanto esfuerzo, tanto amasar pan, tanto tomar el tren con sus manos sudorosas, tanto maquillaje barato,  al fin rendían sus frutos.
Por fin llegaba el lugar que le correspondía en la vida laboral. En la vida, mejor dicho.
Con ese sueño a punto de alcanzar, imaginó las nuevas puertas que se abrían, la gente con la que se codearía de ahora en más, los cocktails e invitaciones a fiestas de sociedad a las que ahora estaría invitada.
Placeres, lujos, champagne, viajes.
Regalos, maquillajes y perfumes caros.
No había sido una decisión fácil de tomar pero sabía que se lo merecía. Las formas son puras formas, el objetivo es lo que no hay que perder de vista. Tomar las oprtunidades que se te presentan. Hoy, mañana puede ser tarde. Nada está tan bien ni tan mal.
Recordó a su madre, que la había criado sola, jutno a 4 hermanos, amasando pan en la confitería del barrio: “cuando quieras algo que nada te detenga, hija”.
In fact, se lo merecía hacía rato y no había podido encontrar la puerta del éxito. Y ahora le había llegado la oportunidad justa en el momento y la madurez indicada para aceptarla, sin prejuicios, sin remordimientos.
Ingresó en la torre Catalinas, piso 20.
Tocó la pesada puerta de roble europeo y esperó.  Los nervios le hacían temblar los labios como una jovencita inexperimentada.
“Calmáte” – se reprimió.
La voz gruesa masculina la llamó, firme.
Serena entró, temblorosa.
No, no había una junta para nombrarla en ningún cargo directivo.
En su lugar había un amplísimo sofá y las medias de Serena que caían ante la lasciva y aprobatoria mirada del Ceo.
“El puesto es tuyo” – le dijo, excitado, mientras su mano sexagenaria subía por su pierna rozando la puntilla.
Serena sonrió. Orgullosa.
Una noche de sacrificio para una vida de satisfacciones. Buen precio.
A %d blogueros les gusta esto: