Archivo | mis razones de este blog RSS feed for this section

Los borradores de Eva

19 Mar

Según los mitos hebreos, hubieron dos “ensayos” de mujer previos a la Eva que se hizo tan famosa por ser la que llevó “al pecado” y a la perdición  al hombre. En realidad la Eva famosa fue la numero tres.

Primero que todas fue Lilith, creada al mismo tiempo que Adán. Mujer fuerte, no era frágil, no era delicada, no era callada.

Duró poco nuestra Lil. Como Adán en el momento del sexo quería estar sobre ella, y ella sobre el, no lograban un acuerdo, Adán se rehusó a tenerla como compañera y la arrojo al infierno, según estos escritos.

Luego llegó la primer Eva. Eva 1 fue hecha de visceras y deshechos, con lo más bajo que se encontrara asequible en aquellos tiempos tan míticos.

Adán le tuvo asco. La rechazo físicamente como su compañera, y también así partió a los fuegos del infierno la Eva primera.

Hasta que llegó Eva 2. Si, si, Eva dos, fue aceptada. Porque? Dios estaba cansado de los berrinches de Adán, asi que la hizo mientras este dormía. (Si ven representaciones pictóricas de la creación de Eva noten q e Adán siempre esta de espaldas o durmiendo). Como la hizo de su costilla, Adán la consideró digna al ser formada a partir de el mismo. A su imagen y semejanza mas que a la del Creador, si lo prefieren desde el discurso cristiano.

Ahora bien, concluida esta introducción, en el juego de la seducción, cuántas veces las mujeres se ubican como Lilth? Es incorrecta su postura? Claro que no, pero digamos que no es el modelo más comprado en el mercado. Desde una oficina hasta en una elección de pareja, las Lilith se suelen stockear en el galpon del fondo una tras otra.

Eva 1 es para pasar el momento, pero no es considerada calificada para otra cosa mas que para eso. Luego va a descarte.

Eva 2? Si, las hay también. Van a la medida. Se ajustan.

Ahora bien no me interesa ni elegir ni criticar, ninguna de estas Evas ni Liliths. NO me parece ni siquiera valido realizar tal planteo. Hasta lo considero ridículo…

Si me interesa pensar, hasta cuándo la clasificación  y la tipología de la mujer va a venir desde el discurso masculino?

Lo pienso en función a todas las áreas de competencia: laboral, educativa, familiar, escolar. Obviamente necesitamos modelos de diferencia entre los géneros, pero creo firmemente que, mientras sean preponderantes estos discursos que bajo el cartel de la diferencia de los sexos incluyan en realidad, la imagen de una Eva 2 sobre la cual reírse o una Lilith que incomoda, siempre vamos a caer en una dialéctica repetitiva y circular que no genera nada nuevo, ningún cambio, y que bajo el lema de “la mujer del nuevo milenio”, en realidad no hacen mas que perpetuar modelos arcaicos, que muchas mujeres también sostienen una y otra vez..

Por fortuna tuve la suerte de asistir a la conferencia Mujer y Liderazgo la semana pasada como parte del Ciclo de charlas Mujer Bicentenario. Las speakers fueron Barbara Diez, Monica Socolousky e Inés Berton. Sus discursos no solo fueron inspiradores sino que encararon el tema del liderazgo FEMENINO; y no un liderazgo adoptando libros escritos por hombres. La palabra intuición femenina no le quito seriedad a sus planes de negocios, que los tuvieron, pero el manejo del mundo corporativo desde las fortalezas del genero, generan una visión totalmente diferente.

No es mi caso pero día a día me cuentan colegas que atienden pacientes mujeres estresadas por su vida laboral donde básicamente el rol de liderazgo se ejerce desde la masculinidad, y aun contra a ellas mismas, su condición de mujeres las pone en un rol muy parecida a las Lilths o a las Evas 1. Molestan, incomodan. O ni siquiera son escuchadas. Son descalificadas de antemano, o descalificadas a posteriori, ( y la descalificación suele adentrarse a cualidades que son consideradas agresivas para una mujer)y no se trata de mujeres que se ponen en rol de victima fácilmente.

Los prototipos no son arcaicos. Podría escribir 10 posts mas sobre prototipos.

Los prototipos son MUY REALES. Y están en lo diario mas que lo que creemos.

Quien no convivió por ejemplo con mujeres muy poco preparadas pero ascendidas a determinados puestos por ser dóciles?

Quién no fue agredida en forma de “chiste” frente a algun valor considerado femenino para asi ser descalificada como profesional?

Pero me parece que en este terreno, falta mucho por hacer. Siguen habiendo hombres que se sorprenden cuando una mujer les parece inteligente aun en pleno siglo 21, y mujeres que se siguen viendo y clasificando a si mismas como Liliths o Evas a piacere del hombre.

Para concluir, la fuente de estas observaciones, no son puras especulaciones mias o recolección de datos en un te con amigas. Surgen de la actualidad de la clínica psicológica y de seminarios de actualidad laboral en Argentina.

Muchas gracias.

Anuncios

ser mujer no es un hecho biológico

8 Mar

Hace unos días, Gabriela Arias Uriburu escribió algo que describió un poco lo que me está pasando a mí, con lo que me senti identificada. Esta maravillosa e incansable mujer luchadora, quería compartir con sus amigos en FB su estado actual ( y me contestó! =)

Los hombre deben ser compañeros de ruta; como las mujeres para ellos. Una mujer debe SER en ella misma; debe alcanzar su propia humanidad en ella y alli compartirla con el hombre. La mujer no se hace en el hombre…esto si fue asi en el pasado …y trajo mucha herida entre nosotros. Que la mujer sea mujer; que el hombre sea hombre…

Y recordé una película. (cuando no…)

En este día, quería transmitirles con el monólogo de La Agrado, una síntesis de lo que para mi, en mi humilde opinión, nos hace felices con nosotras mismas e implica SER MUJER.

Mujer? Mujeres, de todos los colores, tamaños y formas.

Mujeres que aman a hombres, mujeres que aman a mujeres, mujeres amigas, madres, no madres, workaholic, lesbianas, travestis.

Porque ser mujer es más que un estado biológico o el resultado cromosomático.

Ser mujer implica el deseo y la búsqueda de llegar a serlo.

Sin canones pre establecidos? Cuesta romper moldes, darnos cuenta que podemos salir de un modelo dado, y si aun lo elegimos, que sea por decisión propia y no siguiendo la próxima canción del cassette, apretando Play.

Implica valentía. Rebobinar, adelantar, hacer pausas…

Yo dedico el post sobre todo a quellas mujeres, que buscan, hurgan, se debaten, giran, sufren, se ríen, vuelven a empezar, vuelven a intentar, vuelven a creer, siempre en busca de ser ellas mismas.

Sin nadie que las sostenga en su ser. Con o sin un compañero a su lado, que respete su individualidad y sus sueños.

El monólogo es este:

Me llaman La Agrado, porque toda mi vida sólo he pretendido hacerle la vida agradable a los demás. Además de agradable, soy muy auténtica. ¡Miren qué cuerpo! Todo hecho a medida… Rasgado de ojos, ochenta mil. Nariz, doscientos mil…¡tirados a la basura!, porque un año después me la pusieron así de otro palizón. Ya sé que me da mucha personalidad, pero si llego a saberlo, ni me la toco.

(El público ríe).

Continúo… ¿Tetas? Dos… porque no soy ningún monstruo. Setenta mil cada una, pero éstas ya las tengo súper amortizadas. Silicon…(“¡¿dónde?!”, pregunta un joven desde el público). Labios, frente, pómulos, cadera y culo. El litro cuesta unas cien mil, así que hecha la cuenta, porque yo ya la he perdido. Limadura de mandíbula, setenta mil. Depilación definitiva láser -porque la mujer también viene del mono, bueno, tanto o más que el hombre-, sesenta mil por sesión. Depende de lo barbuda que uno sea, lo normal es de dos a cuatro sesiones… Pero si eres folclórica necesitas más, claro.

(El público aplaude con estridencia).

Bueno, lo que les estaba diciendo es que cuesta mucho ser auténtica, señora. Y en estas cosas no hay que ser rácana…

…porque una es más auténtica cuanto más se parezca lo que se ha soñado de sí misma”.

Conduciendo a Miss York

29 Dic
Freud dice que el juego del niño es simbólico porque, apuntalado en un fragmento de la realidad, le presta un significado particular y un sentido secreto. De este modo, se encuentra al servicio de la realidad de su deseo. El niño que juega crea un mundo propio donde inserta las cosas en
un orden de su agrado, un mundo amable.
El niño acude espontáneamente a este recurso porque mundo de la realidad no es precisamente de su agrado.
La realidad pretende imponerle algunas restricciones. Es por ello que Freud nos dice que lo opuesto del juego no es la seriedad sino la realidad. Todos necesitamos jugar frente a la seriedad de la realidad.
A partir de estas consideraciones, Freud concluye que el juego constituye una reproducción lúdica completa de la desaparición y reaparición de la madre. El juego, tenía un sentido oculto, reproduciendo con él, simbólica y
placenteramente, el retorno del objeto ausente.
Pero para esto el niño deberá realizar un tránsito de la pasividad a la actividad: mediante la actividad consigue dominar psíquicamente la impresión displacentera que antes no pudo por su pasivo sometimiento a ella.

Eel niño realiza un serio intento de elaboración del abandono al que se fue compelido, de ese objeto que se fue, sin que el pudiera hacer nada.

—————————————————————————————

Nació Carla York en el 2009. Al principio, tímida, bautizada por mi amiga de la adolescencia Vera Smith, luego de tristes y resignadas charlas de madrugada, en su blog. Comentando en ese espacio que ella abrió, haciendo catarsis, al principio tímidamente, como una es al principio (solo al principio).

Luego, con más fuerza, enérgica, como es una solo después. (siempre después)

Luego abriendo este espacio, escéptica, desconfiada, buscando temáticas, dejando ser, primero por vagancia personal muy esporádicamente;  luego descubriendo nuevos amigos virtuales, conversaciones maravillosas, replanteando la temática del blog, haciéndolo más personal.  Interactuando vía twitter, sorprendiendome (yo una analógica rebelde frente a la digitalización parental) de los resultados, de la diversión, hasta de nuevas amistades.

Carla York poco a poco empezó a separarse de Carla. Carla era yo, luego, se transformó en un espejo.  Luego, empezó a ser un tercero, a veces hasta me parecía una extraña.

Alguien donde se deposita un poco un personaje, un poco de mi, un poco de proyecciones negativas, un poco de idealizaciones positivas. Un reservorio donde depositar, proyectar, introyectar, tomar prestado.

Carla York me ayudó a verme, reconocerme, a conocerme más. A veces sorprendida luego de escribir sin parar ni respirar y luego, releyendo lo escrito, riéndome de las cosas que decía sin querer. Como un diván psicoanalítico, donde una dice sin saber lo que dice.

A veces maravillada por el feedback de mis lectores, de mis nuevos amigos, en su proyección de mi misma. Reconocida en el otro, valorándome mucho más de lo que yo lo hacía.

Miss York me acompañó hasta en mis sesiones de diván. A veces se metía en mis salidas con Pablo, quien la ahuyentaba por engreída. A veces sorprendiendo y conociendo nuevos amigos como Ramiro,  como Vivi, a veces perdiendo otros amigos.

Empezamos a hablar con Vera  de Vera y Carla como terceros. Lejos de esquizofrenias alienantes, le dije a Vera un día:

“Te das cuenta que todo  lo malo de Vera y Carla, ya pertenecen a un tercero, y no a nosotras? Al principio éramos nosotras Vera y Carla, ahora tomaron fuerza propia. Que no nos mate el personaje!”_ reímos

“Si, me dice, a veces twitteo con Carla York, pero necesito más de vos y menos de Carla”_ me escribió otro dia-.

A veces nos vestimos para salir al teatro como ellas0 (que obviamente se visten diferente), a veces fumamos y cenamos con nuestros amigos que las desconocen como las Vera y Carla de antaño.

Hasta hay quienes pensaron (o piensan) que somos la misma. Hasta se dijo que nos ocultábamos por fines comerciales u ocultando algo estrambótico, algún misterio oculto.

Solo nosotras conocemos las razones del nacimiento de ambas.  Y nuestros amigos 1.0. No me voy a olvidar de lo que me reí el otro día, cuando manejando, nuestro amigo Aaron (sentado atrás, que nos conoce de hace años), de la nada nos dijo: Estoy con Vera y Carla. Qué placer.

Así las muchachas Vera y Carla fueron dejando de ser desgraciadas, porque hasta la miseria se va un día.

Y damos paso a contar, a resignificar, historias nuestras, dandole un nuevo giro, riendonos, reelaborando historias dolorosas, dejando de ser víctimas pasivas sino protagonistas y heroínas valientes, activas. Reconociendo a los villanos y a los amigos en esos relatos. Ubicando lugares, dandole a cada uno lo que merece.

Como en el juego del niño, que  ante la experiencia no gratificante e incluso traumática vivida pasivamente, la reelabora haciéndola activa, jugando con ella, así volvimos a jugar a los 30. Riendonos de los Duilios, de los Marianos, de los Juanes,  del Mar Egeo, de los pájaros.

Porque solo al poner en palabras la historia se escribe. El silencio condena, tapa, obtura. La palabra, y cuanto más la palabra escrita, se hace carne viva.

Esperando algún dia que dejemos en el maletín del titiretero a los personajes y sus pieles entumecidas, envejecidas, para solo quedarnos con el recuerdo Smith y York para siempre.

Gracias Vera por haberme dado tu amistad, y a la otra Vera también.

Y pleaseeee, que Sofi vuelva de la costa azul…

sobre rectas, curvas y puntos. (1)

8 Dic

Existe lo que se llama el pensamiento visual.

Arnheim afirma que  ” todo pensamiento (y no sólo el pensamiento relacionado con el arte u otras experiencias visuales) es de naturaleza fundamentalmente perceptual, y que la vieja dicotomía entre visión y pensamiento, entre percepción y razonamiento, es falsa y desorientadora. Incluso los procesos básicos de la visión implican mecanismos típicos del razonamiento e indica la existencia de resolución de problemas en las artes y de imágenes en los modelos mentales de la ciencia”

Que significa? Que cuando pensamos, sobre todo a determinadas personalidades, las palabras nos son insuficientes; o debería decir: La falta de capacidad de expresarnos en palabras reales, nos deja una sensación de insuficiencia.

Las palabras no ayudan, no agotan, no sirven para expresar lo que queremos expresar.

Uno se queda con la sensación de poco, de no poder expresar toda la fuerza que se quiere transmitir. (algo de lacaniano?)

Debería agregar en mi caso, acompaño con todo el cuerpo: gesticulo demasiado, enfatizo con la mirada. (sepan disculpar así mi falta de talento en la escritura, pero sobre todo, mi desidia para editar)

Establecida esta base, una de las figuras que uso a veces (cuando puedo acompañándome de un papel, dibujando enérgicamente) proviene de la geometría.

Tengo mucho esta charla con amigas,  y últimamente con un par de amigos.

“Hay gente que vive su vida como una línea recta” le dije a Ramiro_ un día.

“Que”_ me miró mal.

“Si, como si a un punto en la vida, le sigue necesaria y en forma consecutiva sin interrupción otro, y está bueno cuando fluye el deseo por allí, queremos ese punto siguiente, lo anhelamos… Pero qué pasa cuando se siente como algo programado, más por seguir la seguridad que nos da la recta, cobijándonos en ella, de ser iguales al resto, la falsa sensación de que estamos haciendo así las cosas bien porque al fin y al cabo es una recta prolija, directa, estable?”

Yo me siento una recta corta, interrumpida por súbitas, peligrosas pendientes en subida, agudas depresiones, un rulo por aquí, una recta de repente. Nada de rectas prolijas, en una sola dirección.

Cuanto anhelamos y cuánto más seguro es la recta?

Que se entienda: no desdeño las rectas. Solo un poco de anhelo, solo un poco de lamento de ser demasiado consciente de que existen las rectas, y a hasta planificadas por las instituciones.

El problema es cuando la recta lo dibuja a uno y no, uno elige dibujar la recta. El típico problema de pasividad o tomar las riendas?

Ayer estuve con otro buen amigo, Charly, tomándonos algo en nuestro bar inglés. Un poco de filosofía, un poco de alcohol de parte de él, un poco de gaseosa light para mi…

Con Charly nos identificamos mucho por momentos, por otros, nos relajamos. Conversamos del tema.

Charly:  “Ahora es fácil explicarte que dos rectas no se cortan en más de un punto mientras vivan. Prefiero saberme una recta paralela. Y que aunque no tengamos ni un punto en común viajamos muy cerca, unidas en el tiempo. No somos más que rectas que buscan su meta”

Diferí, acusada de ser una recta:

“Yo creo más en que ser una recta es una elección; a mi a esta altura, me gusta elegirme como curva. Si alguna vez hago el camino recto, será por elección pero con el deseo de serla”

No podía esperar el remate final. La puñalada final en mi orgullo.

“Carla, no es solamente eso. También significa q cuando te cortas, el momento de cruce es fugaz y empezas a alejarte. Pensá que las vidas que crucen en nuestras vidas serán pequeños parentescos indirectos que vamos a poder compartir de camino. Es bueno saberte mi recta paralela. En geometría se las llama semejantes”

“Vos sos mi recta semejante más cercana”

Me mató.

Preferible ser recta semejante y cercana a alejarse indefinidamente en el dominio universal.

Y pensé, en mi afán de no dibujar las rectas que son modelos enseñados y frente a los que siempre me rebelé, (porque no traen necesariamente felicidad), …

no habré expulsado fuera del conjunto y de las intersecciones a unos cuántos puntos más por sostener la curva y no ser recta?

…habré así sido definida por la curva para evitar y escapar de ser definida por la recta?


No hay manera de escapar de la geometría.

melanie

27 Jul

Let the river run,
let all the dreamers
wake the nation
Come, the New Jerusalem – Carly Simon, theme para Secretaria Ejecutiva

http://www.youtube.com/watch?v=cv-0mmVnxPA&feature=related

Cuando teníamos 8, 9 años, vimos la peli Secretaria Ejecutiva, allá por los 80’s.

Éramos nenas, muchas de nosotras criadas de la manera tradicional, para ser mamás y amas de casa.

Jugar al rincón de la mamá en el jardín, la primer Barbie Tropical perfecta que nos trajo los Reyes Magos, los bebotes, la cocinita de mentira, las dos colitas, la raya al medio perfecta, el pelo bien tirante, abanderada, moños, cintas, vestidos con broderie. Mamá que no trabajaba, y los sábados nos enseñaba a tejer, recetas, a no hablar más alto de lo debido. A no ensuciarnos.

Pero se abría un nuevo paradigma, un nuevo mundo, un nuevo sujeto y una nueva mujer.

Yo caí del lado del nuevo paradigma a pesar de mamá.

Jugaba a los bebotes, al novio, aprendí a tejer, fui a danzas, pero también quería estudiar inglés, mecanografía!, me ponía collares y trajecitos de mamá y jugaba la oficina. No había marcha atrás, había visto la peli y quería ser Melanie.

Pero, como en todo, la vida real no es como una película.

Sufrí humillaciones y no llegué a mi techo laboral (espero) pero, que sufrí humillaciones, las padecí.

No encontré a mi Harrison Ford tampoco.

¿Será que en el mundo del trabajo también tenemos que abrir nuevas puertas?

A %d blogueros les gusta esto: