Tag Archives: amigas

Historias de café (o té): La repartija

3 May

Tomar el té con amigas es una de las experiencias más gratificantes y una de mis actividades favoritas, sobre todo con mis amigas de toda la vida.

Tomar café con mujeres en camino a ser amigas es otra experiencia gratificante.

Una de las etiquetas con las que suelo empezar muchas relaciones es la cosa esta de “ser psicóloga”. Se juega muchas veces en primera instancia solo esa parte de mi Yo.

Algo presente en mi discurso, por lo que siempre me hago cargo por más que no ejerzo desde el campo clínico (excepto asistir de vez en cuando a jornadas de capacitación porque me interesa la disertación teórica).

Refloto el blog en nueva versión en honor a esas charlas.

Dedicado a Mariana, Ro, Caro, Gaby, Lau y Jime.

LA REPARTIJA

Se dice que una de las causas del sufrimiento humano es de carácter social y se acusa a la cultura de favorecer esta miseria; en tanto la cultura conlleva una renuncia instintual.

La búsqueda de la felicidad es, entonces, cuestión de administración de las fuerzas instintivas del individuo; meramente un problema de economía libidinal de cada individuo.

———————-

Malena lloró a Pepe

Malena lloró a Pepito

Malena lloró a Pipo

Malena lloró a Pedrito

Y así fue como Malena llegó otra vez a lo de Jacinta, nuevamente en estado de desorganización,  en busca del Muro de contención apropiado para estos casos.

Léase Muro de contención como: Grupo soporte conformado por lo general por una o dos amigas o más que reconfortan y te dan la razón mientras avalan cada punto de vista que la susodicha escupe con furia y despotrican al susodicho de turno que acosa al corazón de la joven heroína.

Generalmente suele acompañarse esta estrategia de rehab con una pizza y/o alcohol que se engulle, no se come, en forma compulsiva para sustituir la sensación de vacío emocional. La canción “Choto” suele aconsejarse como banda sonora catártica de la mujer posmoderna.

Tras esta breve reseña teórica, les cuento que Malena se tiró en la cama, lookeada con el jogging de colegio de rigor en estos casos, el buzo grande con un poco de pelotitas y sacudió a su amiga:

(nunca estar divina frente a un alma en pena, solo en casos de enemigas o ex)

Tenés que cortar con esta estrategia enferma, siempre te pasa lo mismo

Jacinta, que casualmente fue conmigo a la facultad, respondió teóricamente por la famosa y tan mentada deformación profesional

Basta ya de quejarte porque te pasa siempre lo mismo. Porque enfocarte en uno solo cuando ellos no lo hacen nunca?

No te pasivices! No te quedes estática frente al movimiento del otro; tomá el control. Lo primero sos vos, y la danza tiene que ser alrededor tuyo.

Malena la miró desconcertada mientras relamía la última aceituna y vociferó iracunda:

Pero yo lo quieroooooooooooooooooooooooo

Jacinta replicó

Llora, pateá, pero esto te pasa por no repartir la libido

“La que?”

Es verdad que siempre hay uno que nos puede…pero  mientras estés activa en el mercado, movete en modo ON en todo momento. Llamemos libido a la energía psíquica, o sea la atención, bola, fuerza, dirección mental que le ponés a algo.

Si tu libido,  la concentras en uno solo, tu mundo se cae fácil, porque depende de un solo elemento.  Solo quien se lo merezca puede concentrar tu libido. Es una cuestión de economía libidinal.

Repartila, prestá atención a varios, parece algo que no sale, pero es cuestión de entrenamiento. Un buen día te levantás y te das cuenta que si depositabas tanto en otro es porque simplemente…no tenías la suficiente autoestima y energía puesta en vos misma.

La libido en monodosis a multiples agentes es el verdadero negocio; hacé la tuya, y un buen día, al menos por un tiempo, aparecerá uno donde concentrar la libido pero solo porque el tipo la remó para que así sea.

Al menos por un tiempo.

Eso si, la Libido destinada a Vos, nunca la retraigas. Una pequeña reserva INAMOVIBLE que solo la lográs tras los golpes. Tu Kit de supervivencia básico que nunca te llevará al punto de la angustia de aniquilación, a la desorganización.

NO te digo que no sufrirás pero solo por el que derribe tus barricadas.

Y Malena empezó a maquillarse, pateando aceitunas por la alfombra

She-ra

16 Mar

Feli se vuelve en horas a Francia. Somos amigas desde muy chicas, y hemos pasado juntas muchas cosas. Juntas, una manera de decir, porque no siempre estuvimos cerca en km.

Pasamos juntas: ls primeras materias, el primer beso, el primer novio, las primer muerte, las primeras peleas, bodas y arroces,  divorcio, separaciones, bebés,  nuevos amores, laburos copados, laburos de mierda,  pero lo que siempre rescato es que, de toda la gente que pasa y no deja huella, o deja pero no se queda a tu lado, siempre ella queda.

La última vez que vino a Argentina no era un buen momento para ninguna de las dos. Nos la pasamos encerradas viendo pelis, pocas actividades sociales, mucha charla, y algunas lágrimas.

Esta vez nos reímos porque nuevamente coincidimos en estar en un momento similar: sentirnos plenas y felices con nuestras vidas, llenas de proyectos, con nuestras aventuras y romances, pero sobre todo muy, pero muy felices de las mujeres que llegamos a ser. Como todo tiene un sentido, por fin, y realmente esa sensación de decir “no cambiaría nada de lo que paso porque todo me hizo la mujer que hoy soy”

Sin querer caer en la onda “me gusta ser mujer” de Nacha Guevara, aprovechamos y por fin realizamos  ese viaje que hacia rato nos habíamos prometido. En una de esas charlas, hablando de los mambos de madre/hija que solían afectarla, me dice

“Yo estoy re She-ra, sabes? Poco puede afectarme como antes, porque yo soy más fuerte, tengo más herramientas, estoy más lucida y puedo manejar las situaciones y las personas con otra calma.”

Me morí de risa. Como la heoína de los cartoon de los 80s, con poderes especiales, por dar una figura al momento de fortaleza que nos encontró juntas.

Hoy me despedí, no se cuando nos volveremos a ver ni como estaremos en ese momento, si será en breve o en 5 años. Al darle el ultimo saludo, hace unas horas, le dije “quien sabe como nos encontrará la vida la próxima vez que te vea a la cara” a lo que Feli me contestó “No importa, si solas, en pareja, con hijos, sin hijos, yo quiero que estemos tan felices como ahora”

Pero mientras volvía manejando a casa, recién, a la madrugada por la autopista, un poco triste por la despedida, (con Aspen a todo volumen, un infaltable), no podia dejar de pensar algo tan trillado pero que no solemos sentir diriamente: que son las personas que tenes en tu vida las que hacen que valga la pena vivirla intensamente.

Buen regreso amiga!

arroz para Damiana

9 Feb

It’s not only children who grow.  Parents do too.  As much as we watch to see what our children do with their lives, they are watching us to see what we do with ours.  I can’t tell my children to reach for the sun.  All I can do is reach for it, myself.  ~Joyce Maynard

“Chicas, en marzo empiezo a tomar ácido fólico”

Las 3 la miramos impactadas. Nos agarró de sorpresa, medio desprevenidas. Hasta donde sabíamos la cosa estaba bien pero no tanto.

Su hermana Lola le preguntó.

“estás segura…o sea es el que elegís, finalmente?

Damiana asintió. Y su respuesta fue aún más helada.

Mirala a Majo. Es verdad, la apoyamos ese día, compramos juntas el ajuar, un poco nos enojamos porque nos usó de encubridoras. La juzgamos… Pero ahí la tenés, casa, auto, hijo. Yo no la veo nada mal. Quizás hay que elegir así, cuando no te queda otra. Ojalá estuviera enamorada. Pero esta es mi realidad. Y aún si no es una elección, tengo 37 años. Quiero ser madre. No puedo seguir esperandolo… Esta es mi vida y mi opción posible. No quiero ser Lourdes, que por quedarse en sus posturas idealistas, está  sola y desesperada.

Paula tragó. Nos miró (todas sin palabras) y contestó:

Majo tendrá todo lo que decís, si, y está todo bien, cada uno que elija lo que quiere. Pero igual, no es como el rascar una cáscara finita? Al toque se deshace. La crucé el otro día y me dijo que estaba histeriqueando con el profe del gym…y que todavía no caía que era madre, y eso que su hijo ya tiene 7…No se. Hablando de elecciones, no es la mía.  Yo me casé, me separé y ahora te puedo decir que vale la pena.

Lola cebó otro mate. Y preguntó a su hermana lo que ninguna sabía.

“No te contestó no?”

Damiana:

“No, fue mi última jugada. Le puse que si el me decía que sí, yo dejaba todo y me iba con él. Pero ni siquiera me llamó, ni una línea, nada. En realidad me contestó con su nada. Y ese fue mi punto final. El amor de mi vida quedará ahí, yo sigo adelante. Tengo un buen hombre al lado y espero que me apoyen”

Todas asentimos. Lola miró a un costado.

La historia era conocida. El gran amor de Damiana de toda su vida, entre idas y vueltas, nunca se había jugado por ella.

Lola y Damiana, hermanas, tan tan distintas, tenían la misma historia. Habían elegido un amor conveniente y práctico, no menos juzgable.

Lo que nadie sabía, excepto ella y yo, es que Lola también había enviado una carta que nunca tuvo respuesta.

Lola, tras haber elegido de forma práctica y socialmente conveniente, para formar una familia,  para no estar sola, me dijo el domingo:

“No  puedo tener hijos así. Quizás la sinceridad absoluta es una imposibilidad para todas. Majo puede, yo no. No me voy a separar, pero hijos hoy te digo no. “

Le contesté:

“Realmente no tengo, como pocas veces, ninguna opinión formada, y si, mucha comprensión. Simplemente acá estoy, como hace más de 20 años. Te amo”

Y luego abrimos la Deco Magazine, cambiando de tema como solo las mujeres podemos hacerlo.

Vivi sabe

27 Nov

“Your girl is lovely, Hubble”

Carry, Sex and the City, at Big`s wedding.

….

Vivi miró  su celu y sonrió para sus adentros.

Vivi sonríe mucho para sus adentros.

Esta vez no quise mirar para otro lado y ser discreta; la miré, y le pregunté: “que pasa?”

Abre el celular y me pone de frente el mensaje:

De Lautaro

A Vivi

“Sos la mujer más fantástica y maravillosa que conocí en mi vida”

Me reí.

Le dije la obvia y simple frase sin compromiso y con tono charme “qué lindo!!!”

Pero esta vez Vivi no quiso guardarse el resto de sus pensamientos. Y los  compartió con quien puede comprenderla. Donde las palabras llegan.

“¿Sabes lo que me costó que alguien me diga esto y que a la vez no me tenga miedo? Y que me diga, cenemos mañana, y que a las 3 horas se acueste conmigo porque no puede evitarlo? Pero lo primero que tuve que hacer es decirlo. Yo quiero y merezco esto”

Ella conoce algunas de mis experiencias pasadas, y yo algunas de las suyas.

Nos encontramos sin quererlo un par de veces en el baño limpiando lágrimas y maquillandolas con delineador, para que no se note, riendo de nuestras tácticas para llorar sin que se escuche.

Llegar  a pisar la década de los 30 solas no ha sido sin ningún costo.

Eso de ser fantásticas, ideales, maravillosas, y sin embargo, muy caras; nos es familiar.

Tan cara que sos incomprable.

Tan genial, inspiradora, “la musa”, como me bautizara Juan en los montes andaluces.

Recordé el día en que G. entró a la iglesia, magnífico, bello, triste. Como si fuera a hacer un trámite. Como si estuviera en la Anses para realizar una declaración Jurada. Como el siguiente paso en la lista de Los must de la vida. Con la misma superficialidad con la que  se compra una camisa. Funcional.

“El amor de la vida no existe, la practicidad es lo que vale”- me había dicho, dos días antes.

Y se casó nomás.

Sin vértigo, sin emociones.

Yo espié desde la esquina. Yo, que había sido fantástica, maravillosa, ideal, quedaría hasta el día de hoy grabada en su mente con nostalgia, con arrepentimiento, en sus sueños de día, cada vez que paso por la puerta de su negocio, como “la que perdí”, “la que no pude tener”.

Esa necesidad de melancolía, ese objeto que cubrirá por siempre la necesidad de ser ese “What if”. Esas ansias románticas de viejo, donde recordar un sueño que no fue.

Esa misma necesidad de no materializar el máximo deseo, porque simplemente es mucho mejor y fácil no hacerlo, y llevarlo por siempre como un fantasma que cubra las necesidades en momentos de aburrimiento, de laxitud, de desidia, de vacío.

Un objeto acorde a la necesidad psíquica de G., y no una persona real de carne y hueso a quien amar.

Le dije a Vivi:

“Tengo esta conversación tantas veces repetidamente en mi vida que ya me aburre hablar, y no puedo creer que la mayoría de la gente que conozco no vea estas obviedades para mi. Quedás suspendida en el aire, flotando, inalcanzable en sus mentes, pero a la noche, la que se acuesta sola soy yo”

Vivi sabe la historia. Pero con unos años más de psicoanálisis que Lautaro y que yo encima, y mucha pero mucha más sabiduría, me miró a mis ojos, tristes, acostumbrados y remató:

“Sos cara Carla. Pero el problema no es tu precio, sino que son pobres para vos. No tienen lo suficiente para comprarte. Llegará Lautaro para vos, y verá tu precio y no podrá evitar hacer todo lo que tenga a su alcance para tenerte en su cama. No hay fuerza que lo impida”

Llegó justo un sms de Brasil. Recordé el chat con el escocés.

Y sonreí.

Tenes razón Vivi. Solo está cruzando el planeta.

socias de pequeñas, hermanas de la vida (2)

25 Ago

A través de la distancia y los miles de kilómetros, la una en Barcelona, la otra en Buenos Aires, continuaron la amistad vía e mails, chat, Skype, tel, largas cartas, alguna que otra encomienda con libros y cd’s.

Primero Camila encontró un trabajo de secretaria.

Después Lucia se iba a Africa.

Camila empezó a salir con Octavio, novia formal.

Lucia salía con Ramiro, Diego, Ernesto,  Sabih, Jayme, John, Ravi y Esteban.

Camila casi se casa con Octavio. Octavio la deja en el altar por la mesera del bar que frecuentaban. Nuevo ascenso de Camila.

Lucía se va a la India a vivir una experiencia Intensa. Publica fotos. Expo exitosa y gloriosa.

Camila empieza a salir con Camilo, pero también con Juan, Gustavo, Jack, Martín, Nicolás, Lars  y Vel. Nuevo ascenso de Camila.

Lucia se va a África nuevamente a tener una experiencia social e intensa.

Lucia conoce a Daniel y se casan en ceremonia íntima y hippie en las costas africanas.

From Camila

To Lucia

Amiga, lamento enormemente no poder asistir a tu boda. Se que tenés algo azul, y algo usado, nuevo y no se que más se estila, pero seguramente no tendrás muchas cosas viejas. Por eso te mando esta foto nuestro en el callejón de Laura, cuando salíamos con los chicos recordas?

Me encanta que hayas encontrado el amor, y yo sigo mientras llega, concretando mis metas. Mi jefe me ha mandado a una misión comercial en Dubai, y estoy trabajando 16 horas por día. Mucha vida social no tengo, y envidio un poco tu vida relajada y tus viajes encontrando experiencias intensas, pero creo que no me lo he permitido. Admiro siempre tu valentía.

Te ama, C.

From Lucia

To Camila

Cam, la única persona que faltaba eras vos…la ceremonia fue sencilla y maravillosa. Daniel es todo lo que he esperado. El representa mi felicidad y no creo volver a Argentina. Mi vida está aquí junto a él. Lamento que no nos veamos más seguido. El otro día intenté verte en MSN pero nunca te encuentro! Trata de trabajar menos! Y busca el amor…siempre te llevo conmigo, hermana mía.

Los años pasaron. Las exigencias sumaron.

Camila a los 29 años se convirtió en la Directora para Latinoamérica de una conocida marca de gaseosas. Se enamoró en Colombia de Oliver, francés Director para Latinoamérica de una conocida marca de cigarrillos. Ella, chica de pueblo devenida exitosa businesswoman, él, chico de pueblo de viñedos añejos y castillos medievales devenido en Ceo a los 24 años. Love at first sight.

Lucia empezó a entrar en crisis con Daniel. El matrimonio estaba en la cuerda floja. Los hijos no venían tampoco. Pero estaba dispuesta a darle pelea.

El poco tiempo, las distancias, los problemas, los amores, hicieron que los mails, cartas y encomiendas se espaciaran cada vez más entre nuestras protagonistas.

De vez en cuando se extrañaban, pero cuando Lucia llamaba a Camila por teléfono, ella estaba en alguna meeting importante y no podía atenderla.

Cuando Camila intentaba llamar a Lucia, era de madrugada en España. Cuando estaba en Francia, y planificaba algun viaje relámpago, Lucia estaba en algún retiro en India.

“Así es la vida” – les decían sus conocidos a ambas.

“Siempre pasa, te distanciás, y un día sos un extraño más”

Típicos duelos de la madurez.

Y se olvidaron.

O al menos así lo creyeron.

Al fin y al cabo, se había convertido en mujeres muy diferentes. Una, workaholic, businesswoman, cocktails, eventos y amor francés. La otra, reconocida fotoperiodista catalana,  social worker ad honorem, sahumerios, velas y matrimonio en guerra.

Pero la vida da increíbles vueltas, a veces forma círculos, elípticas,  y el estilo hippie de Lucia y la workaholic de Camila, volverían a tener más en común de lo que ellas pensaban. La hermandad no dejaba de serlo a pesar de la distancia.

La arteria aún estaba allí. Siempre está. Solo puede necesitar un catéter que limpie las impurezas y deje fluir líquida nuevamente la sangre roja.

La operación iba a ser dolorosa, sin embargo.

Continuará…..

A %d blogueros les gusta esto: