Tag Archives: mujer

Feliz dia!

8 Mar

Para todas las mujeres y para aquellos hombres que nos saben cuidar y respetar, este video “Women in art”

 

Feliz dia!

 

Mitología posmoderna

12 Nov

Hace poco estuve en una clase de psicoanálisis y uno de sus exponentes era un experto en mitología. Quiero contarles algo de esto y enlazar una reflexión en este post.

Un mito es una historia sagrada, fundacional, constituyente de valores y creencias de una comunidad pero bajo la forma de un relato, preferentemente fabulesco. Sirve a la transmisión de la educación.

Por ejemplo, el mito del héroe, muy fuerte en la antigüedad, apunta a la aceptación del destino, (muy griego esto), como algo positivo: engrandecer el propio destino en una acepción positiva. De esa manera cada cual aceptaba su rol en la sociedad sin peros, ya que era el destino que le había tocado desde el nacimiento; o al menos esa era la idea.

“Que llegues  a ser quien YA eres”

 

Lo esencial  del mito del héroe es la prueba. Por ejemplo la prueba del minotauro (siempre hay un monstruo a quien enfrentar).Así, la idea de la prueba es esencial a la morfología mitológica del mito del héroe. Y era organizador en la época de los griegos y romanos, como paradigma de conducta, de lo valorado por esa sociedad, de ahí su reproducción a través de la educación.

Otro mito masculino son los llamados mitos de “Pasaje” (correlato judío podría ser el bar mitzvah). Perseo, por ejemplo, se enfrenta a la gorgona de lo cabellos de serpiente y mirada paralizadora; de su éxito depende el pasaje a ser un hombre y dejar de ser un niño. Es un corte tajante. Si queremos profundizar, podría verse al monstruo como una “Gran madre”, y su muerte como el corte edípico que lo abre a la sexualidad y a la exogamia.

Preguntamos entonces, cómo era el caso de la mujer. Sin embargo, el profesor nos dijo, que nada hace un corte tajante desde la mitología.

Nos explicó que, eso no era por “discriminación” tal como parecía; sino que se debe a que la mujer tiene un corte natural (no social) en la menarca, hecho por el cual se transforma a ojos de la sociedad, antigua y moderna, en una mujer.

Y además, porque la mujer antigua encontraba sus parámetros de conducta como adulta, en su Identificación con las diosas:

 

Artemis como la diosa virginal

Demeter como la madre

Afrodita como la mujer sexual

 

Una mujer fragmentada, por cierto, ya que no había una sola diosa que representara a la mujer en su integridad. O sos una cosa o la otra.

O sos madre, o promiscua, o virgen.

 

Y qué pasa hoy día con el hombre y la mujer?

El hombre se inicia en el mundo adulto a través de la primer relación sexual, tratando aún de lleva a cabo pruebas que demuestren su hombría, ante sí, su padre y su grupo de amigos.

La mujer?

 

Sigue identificándose con las diosas de su época;

por lo general, de aspecto anoréxico, de belleza irreal, frustrándose constantemente.

 

 

 

 

 

ser mujer no es un hecho biológico

8 Mar

Hace unos días, Gabriela Arias Uriburu escribió algo que describió un poco lo que me está pasando a mí, con lo que me senti identificada. Esta maravillosa e incansable mujer luchadora, quería compartir con sus amigos en FB su estado actual ( y me contestó! =)

Los hombre deben ser compañeros de ruta; como las mujeres para ellos. Una mujer debe SER en ella misma; debe alcanzar su propia humanidad en ella y alli compartirla con el hombre. La mujer no se hace en el hombre…esto si fue asi en el pasado …y trajo mucha herida entre nosotros. Que la mujer sea mujer; que el hombre sea hombre…

Y recordé una película. (cuando no…)

En este día, quería transmitirles con el monólogo de La Agrado, una síntesis de lo que para mi, en mi humilde opinión, nos hace felices con nosotras mismas e implica SER MUJER.

Mujer? Mujeres, de todos los colores, tamaños y formas.

Mujeres que aman a hombres, mujeres que aman a mujeres, mujeres amigas, madres, no madres, workaholic, lesbianas, travestis.

Porque ser mujer es más que un estado biológico o el resultado cromosomático.

Ser mujer implica el deseo y la búsqueda de llegar a serlo.

Sin canones pre establecidos? Cuesta romper moldes, darnos cuenta que podemos salir de un modelo dado, y si aun lo elegimos, que sea por decisión propia y no siguiendo la próxima canción del cassette, apretando Play.

Implica valentía. Rebobinar, adelantar, hacer pausas…

Yo dedico el post sobre todo a quellas mujeres, que buscan, hurgan, se debaten, giran, sufren, se ríen, vuelven a empezar, vuelven a intentar, vuelven a creer, siempre en busca de ser ellas mismas.

Sin nadie que las sostenga en su ser. Con o sin un compañero a su lado, que respete su individualidad y sus sueños.

El monólogo es este:

Me llaman La Agrado, porque toda mi vida sólo he pretendido hacerle la vida agradable a los demás. Además de agradable, soy muy auténtica. ¡Miren qué cuerpo! Todo hecho a medida… Rasgado de ojos, ochenta mil. Nariz, doscientos mil…¡tirados a la basura!, porque un año después me la pusieron así de otro palizón. Ya sé que me da mucha personalidad, pero si llego a saberlo, ni me la toco.

(El público ríe).

Continúo… ¿Tetas? Dos… porque no soy ningún monstruo. Setenta mil cada una, pero éstas ya las tengo súper amortizadas. Silicon…(“¡¿dónde?!”, pregunta un joven desde el público). Labios, frente, pómulos, cadera y culo. El litro cuesta unas cien mil, así que hecha la cuenta, porque yo ya la he perdido. Limadura de mandíbula, setenta mil. Depilación definitiva láser -porque la mujer también viene del mono, bueno, tanto o más que el hombre-, sesenta mil por sesión. Depende de lo barbuda que uno sea, lo normal es de dos a cuatro sesiones… Pero si eres folclórica necesitas más, claro.

(El público aplaude con estridencia).

Bueno, lo que les estaba diciendo es que cuesta mucho ser auténtica, señora. Y en estas cosas no hay que ser rácana…

…porque una es más auténtica cuanto más se parezca lo que se ha soñado de sí misma”.

algo de Benedetti

28 Ene

¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

Mario Benedetti

Para Laura y Daniela.-

A %d blogueros les gusta esto: