Tag Archives: mujeres

La histeria masculina

14 Feb

En esta oportunidad abrimos el tema de la semana con la colaboración de Carlos Pirovano, (su excelente blog pueden encontrarlo aquí)  quien escribió el siguiente post a continuación en exclusividad para este humilde blog de “minitah” (sic).

LA HISTERIA MASCULINA

Tomar un café con Magdalena puede significar una experiencia traumatizante para quien no esté acostumbrado o nunca haya recibido una ráfaga de Kalashnikov. Es un contrapunto vertiginoso de afirmaciones contradictorias y secas. Es imposible rebatir porque sobreviene otra ráfaga. La única posibilidad de salir con éxito es dejarse traspasar y cuando toma un respiro liquidarla con una granada de mano. Así, sin piedad.

“El amor y el sexo están sobrevalorados por sobre otras cosas. Es por eso que se ofrece de manera desmesurada como moneda de baja ley. Tenemos inflación de amor y sexo y hay escasez de compromiso y entrega.”

“La histeria es un mecanismo de regateo en una transacción. El histérico está diciendo: “lo que te voy a dar vale tanto que tenés que prometer tu vida para equiparar mi sacrificio”.”

“El mecanismo de seducción en el ser humano es el departamento de marketing de nuestro cerebro. Nos pone en el centro de góndola, nos arma la publicidades, nos vende en liquidación cuando pasa mucho tiempo sin transacciones.”

“Últimamente estoy escuchando mucho hablar de la histeria masculina. Antes los hombres eran fóbicos y renuentes al compromiso, pero nunca eran histéricos. Podían dejarte preñada pero nunca le arrugaban al entrevero.”

“Para ponerte el tema en perspectiva me refiere a la histeria en sentido vulgar, como se la entiende en la relación entre los dos sexos. Es esa actitud “gataflorista” de estar insinuando siempre y no definiendo nunca.”

“Antes el hombre era cazador y la mujer gacela. Esto definía los roles en el cortejo y delimitaba el campo de acción. Los efectos colaterales no deseados eran el sometimiento para la mujer y la rol de proveedor único para el hombre.”

“La histeria femenina en este esquema no era otra cosa que una herramienta más del mecanismo de seducción frente a la actitud activa del hombre. Si el hombre era el cheetah que corría derecho hacía su presa, la histeria era la estrategia de zigzag de la gacela para poner a prueba al cazador.

“La seducción siempre fue un atributo femenino porque el hombre no necesitaba seducir, sólo con probar su capacidad proveedora bastaba. El hombre tomaba a la mujer. Sí había dos hombres que la querían, la disputa era entre ellos.”

“La progresiva equiparación entre el hombre y la mujer, cuyo punto de partida se encuentra muy bien descripto en las novelas de Jane Austen, hizo que la mujer comenzara a elegir. En alguna medida, el hombre cazador-recolector dio paso al hombre político-vendedor.”

“Esta nueva actitud en un hombre que se anotició que la mujer podía decir que no, abandona la estrategia leonina sustituyéndola por otra vulpina, más astuta, pero también más respetuosa, reconocedora de la equiparación de su adversaria.”

“La mujer obtuvo voz y voto en la transacción afectiva, pero debió pagar con su aporte de co-proveedor familiar y con una mayor responsabilidad sobre el éxito o el fracaso de la relación y sobre la sustentabilidad de la misma.”

“La mujer ya no es la sabina raptada, ahora es la consumidora de lo que el hombre le vende y la vendedora de lo que el hombre consume…Y a veces compran fruta.”

“Bueh, también es cierto que lo hombres son nuevos en estos temas así que deberíamos saber disculpar si las herramientas de seducción masculinas son un poco obvias, primitivas y toscas frente a las pulidas armas que manejamos las mujeres.”

“Chicas, es la guerra de los sexos que viene desde que a un hombre de Neanderthal en vez de pegarle con un palo se le ocurrió preguntarle a la mujer si quería ir con él. Y desde que esa mujer, astuta, le dijo que no. El hombre le pegó igual, pero el conflicto de poder se puso en marcha.”

“En esta guerra mi consejo es un poco cínico, No crean demasiado las palabras del otro como para caer en la trampa, pero tampoco descrean tanto como para que se haga aburrido.”

Todo lo que decís es muy cierto, Magda. Callate y dame un beso.

Anuncios

mujeres on line

17 Nov

@mujeresonline: el ecosistema ya esta, si funciona para ellos tien q funcionar para nosotras dice @vanesak #mujeresonline

@SolCab: En la primer mesa: dijo P Jebsen: cdo me dicen *no tengo mail*, respondo: bueno, te vas a quedar sola #mujeresonline

@theguapa 1 frase d @LorenaEA: “Los hombres que emprenden tienen miedo de fracasar, las mujeres, de que les vaya muy bien” #mujeresonline

@carlospirovano in reply to @carla_york hasta me dieron ganas de ser una mujer online!

El viernes pasado asistí al evento Mujeres On Line. Realmente tenía muchas expectativas, y fueron no solo ampliamente satisfechas sino que la experiencia fue totalmente inspiradora y renovadora.

Encontrarme con mujeres inquietas, perfeccionistas, que aspiran a más, que luchan, que buscan, que no se quedan en un punto sino que están en permanente crecimiento y evolución, y que además sostienen familias, pareja, amistades.

No pude quedarme todo el día, pero escuché a estas mujeres emprendedoras, informadas y multitasking, totalmente fascinada.

Como Patricia Jebsen (qué mujer!!!) bien dijo: la mujer como una equilibrista de bolas en el aire, que debe aprender a manejar al mismo tiempo.

Y quiero rescatar este último punto.

Las mujeres por naturaleza, como bien se dijo, somos multitask desde tiempos antiguos. Que seamos buenas en muchas cosas a la vez (a la inversa de los hombres que por lo general focalizan en un área) es parte de nuestra genética.

Me sentí plenamente identificada con, cómo además de hacer muchas cosas, queremos ser “perfectas”, sabiendo obviamente que es imposible. Nos exigimos, nos sacrificamos, nos pedimos cada vez más.

Queremos ser buenas profesionales, crecer, aprender, tender redes.

Ser buenas amigas.

Ser compañeras con nuestras parejas.

Ser buenas amantes.

Ir al gimnasio y mantener la dieta para sentirnos bien con nosotras (y hasta hacer buen tiempo en alguna maratón!)

Estar a la moda.

Estar lindas.

Y muchas cosas más.

Quiero rescatar en este punto, la dimensión del placer, del deseo, y no del “tengo que”.

Tanto más fácil cuando sale con ganas, cuando se siente, cuando nos permitimos fallar, y cuando no son tareas programadas por el deber.

Amo estar con mis amigas, pedir delivery si ninguna pudo preparar alguna comida, no ir al gimnasio si prefiero ver una peli con alguien especial, jugar con mi ahijado, comprarme cremas, pero que difícil relajar a veces sin sentirnos presionadas a ser perfectas.

No olvidarnos de sentir ganas, de no quedarnos atrapadas en la obligación constante de la autoexigencia.

Quiero también decir que fue no solo inspirador escuchar a estas muejres, sino que además me permitió conocer gente nueva charlando e intercambiar contactos, reconocer a lectores del blog! Lo cual fue muy divertido. Agradecer a Paula Carri, Laura Paonessa y Cecilia Nuñez por todo y felicitarlas por la excelente organización.

En el camino de quien queremos ser, estar con ustedes el viernes pasado fue un antes y un después.

Y recordé otras mujeres inspiracionales en mi vida: mamá, mis abuelas, mis tías, mis hermanas.

De a poco les iré contando sobre ellas.

Carla

melanie

27 Jul

Let the river run,
let all the dreamers
wake the nation
Come, the New Jerusalem – Carly Simon, theme para Secretaria Ejecutiva

http://www.youtube.com/watch?v=cv-0mmVnxPA&feature=related

Cuando teníamos 8, 9 años, vimos la peli Secretaria Ejecutiva, allá por los 80’s.

Éramos nenas, muchas de nosotras criadas de la manera tradicional, para ser mamás y amas de casa.

Jugar al rincón de la mamá en el jardín, la primer Barbie Tropical perfecta que nos trajo los Reyes Magos, los bebotes, la cocinita de mentira, las dos colitas, la raya al medio perfecta, el pelo bien tirante, abanderada, moños, cintas, vestidos con broderie. Mamá que no trabajaba, y los sábados nos enseñaba a tejer, recetas, a no hablar más alto de lo debido. A no ensuciarnos.

Pero se abría un nuevo paradigma, un nuevo mundo, un nuevo sujeto y una nueva mujer.

Yo caí del lado del nuevo paradigma a pesar de mamá.

Jugaba a los bebotes, al novio, aprendí a tejer, fui a danzas, pero también quería estudiar inglés, mecanografía!, me ponía collares y trajecitos de mamá y jugaba la oficina. No había marcha atrás, había visto la peli y quería ser Melanie.

Pero, como en todo, la vida real no es como una película.

Sufrí humillaciones y no llegué a mi techo laboral (espero) pero, que sufrí humillaciones, las padecí.

No encontré a mi Harrison Ford tampoco.

¿Será que en el mundo del trabajo también tenemos que abrir nuevas puertas?

A %d blogueros les gusta esto: